La exdiputada y exdirigent de la CUP, Mireia Boya, ha vuelto a los medios en las últimas semanas a raíz de la publicación de su libro Trencar el silenci (Romper el silencio), donde entre otras cosas, explica su paso por la política y cómo ha influido en ella sufrir esclerosis múltiple. El libro aborda también las "actitudes machistas sufridas en primera persona", según consta en la reseña, de las cuales Boya denuncia que ha sido víctima en la formación anticapitalista.

La presencia de la exdirigente cupera en televisiones, diarios y radios ha hecho también que airee su visión del momento político actual, que profundice en la manera como ve el proceso independentista, el papel en el mismo de JxCat y ERC, y que también tome cierta distancia respecto a algunos planteamientos de su partido, la CUP.

Aprovechando esto y las críticas que Boya hizo contra la CUP por el caso de acoso que sufrió por parte de un dirigente de la formación anticapitalista, desde algunos sectores de ERC, preocupados por la imagen del partido y las acusaciones que los republicanos están poco comprometidos últimamente con el independentismo y el unilateralismo, han intentado que Mireia Boya se acerque a ERC y le han apoyado. Se da la circunstancia que el prólogo del libro de Boya lo ha escrito la secretaría general de ERC, Marta Rovira, la cual se encuentra en Suiza huida de la justicia española.