Manuel Valls reniega de los pactos de Ciutadans con la extrema derecha en Andalucía. En un comunicado, el candidato a alcalde de Barcelona asegura que él nunca aceptará ser investido alcalde a través de ningún tipo de acuerdo con la extrema derecha: "Yo nunca negociaré directa o indirectamente la investidura ni un pacto de gobierno con ninguna formación separatista, supremacista o populista, ni de extrema izquierda ni de extrema derecha".

Valls, que es candidato de Ciutadans a la alcaldía, expresa su "firme oposición a que los grandes partidos de la Unión Europea legitimen a grupos de ideología ultraderechista y de extrema izquierda".

Hace un llamamiento a que le apoyen todos aquellos que no quieran que se hagan con el gobierno de la ciudad grupos "populistas y separatistas".

Subraya en el comunicado su carácter de independiente, una manera de desmarcarse también del principal apoyo político que tiene, que es el partido de Albert Rivera, dice que detrás de él hay "una plataforma transversal" y que espera que se incorporen más formaciones políticas.

También se muestra "decepcionado" con el PSOE por no haberse abstenido ante el acuerdo PP-Ciutadans y haber facilitado la investidura de Moreno Bonilla sin que este tenga que sumar con la extrema derecha.