El dirigente ultranacionalista ruso Vladimir Zhirinovski, líder del Partido Liberal-Demócrata (LDPR), ha ofrecido al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont asilo en Rusia para evitar una eventual extradición, según declaraciones recogidas por El Periódico. "Si quiere venir a Moscú, que venga; aquí puede vivir como quiera, puede dar clases sobre la Historia europea en el Instituto de Civilizaciones", transcribe el mismo diario sus palabras. "Si aparecen por aquí, estaremos dispuestos a recibirlos con placer", asegura.

Zhirinovski, que se manifestó ante el consulado español en la capital rusa después de la pseudodeclaración de independencia (DUI) de 2017, ha vuelto a la actualidad catalana de la mano de la investigación del juez Joaquín Aguirre, quien lo sitúa como probable mediador de una trama rusa de apoyo a la pseudo-DUI.

El dirigente ultra ruso, cercano al presidente Vladimir Putin, ha explicado a El Periódico que no conoce a ninguno de los líderes del independentismo catalán, pero que sin embargo está a favor de su causa basándose en "las ideas". También afirma que el independentismo "consiguió la mayoría al referéndum" y que "hay que conceder la independencia en Cataluña", que considera que es uno de los "territorios arrebatados" por España.

Zhirinovski, asimismo, se muestra dispuesto a enviar a Barcelona a algunos de los 40 diputados que tiene el LDPR en la Duma estatal, una cámara con 450 asientos.