El PSC inicia este viernes su 14º congreso con la vista puesta en la Generalitat. Miquel Iceta, que todo indica que repetirá como primer secretario, ya ha anunciado que propone la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, como nueva presidenta y a la diputada socialista en el Parlament, Eva Granados, como viceprimera secretaria.

Después de un periodo depresivo, donde más de un adversario dio por muerto al PSC, los socialistas catalanes tienen ahora en sus manos la gobernabilidad en el Estado, en el Ayuntamiento y en la Diputación de Barcelona, y aspira a ser bastante decisivo en las próximas elecciones catalanas. En un artículo en La Vanguardia, el mismo Iceta asegura que "no nos resignamos en una Cataluña perdedora".

De este modo, Iceta afirma que su prioridad será afrontar los problemas del día a día "colaborando con todos los sectores catalanistas y progresistas no independentistas".

Durante el congreso que se hace durante este fin de semana en Barcelona, los delegados discutirán si ya ha llegado la hora de retocar la inmersión lingüística, tal como piden algunos sectores, los más próximos a los postulados del PSOE. A la vez, el PSC también quiere llevar a discusión qué hacer con TV3 y Catalunya Ràdio.

Las últimas semanas varios dirigentes, con Granados al frente, han alertado que los medios públicos catalanes ya son seguidos sólo por el independentismo, dejando de ser la televisión y la radio de todos. A pesar de todo, varias fuentes aseguran que será un congreso tranquilo.

En cuanto a la organización del partido, el mismo Iceta ha anunciado a través de las redes sociales que quiere que Núria Marín sea la presidenta y que Eva Granados la sustituya como viceprimera secretaria. Salvador Illa, por su parte, seguirá como secretario de organización, pero añadirá la acción electoral. Marín es presidenta de la Diputación de Barcelona, alcaldesa de la Hospitalet y miembro de la ejecutiva del PSOE. Granados, por su parte, ya formaba parte de la ejecutiva del PSC y es la portavoz parlamentaria.