El Parlamento de Cataluña ha cerrado el paso a Miquel Iceta. Junts per Catalunya, Esquerra Republicana y la CUP, que suman 65 votos, se han negado a ratificar la designación del dirigente socialista como senador, mientras que Ciudadanos y el Partido Popular -39 votos- se han abstenido. Sólo las bancadas del PSC y de Catalunya en Comú-Podem, que totalizan 25 votos, han apoyado al primer secretario de los socialistas.

Mientras que el independentismo ha reprochado al PSOE que se enteró de la elección de Iceta como candidato a presidir el Senado "por la prensa", y lo ha rechazado como un partidario del artículo 155 de la Constitución, Ciudadanos y el PP han atribuido a los socialistas una ruptura del frente constitucionalista.

La portavoz del PSC, Eva Granados, ha reprochado a los grupos que han tumbado la candidatura de Iceta que "vuelven a vulnerar derechos y a volar puentes". Vuelven a ir contra los derechos de la mayoría, que pidió diálogo". "Vetar a Miquel Iceta es ir en contra de la coherencia política", ha denunciado también.