El Open Arms considera "completamente incomprensible" que España e Italia hayan acordado que el barco de salvamento tenga que desembarcar en Mallorca.

"Con nuestro barco a 800 metros de las costas de Lampedusa, los estados europeos están pidiendo a una pequeña ONG, como la nuestra, que afronte, después de 18 días de espera, mil millas más y tres días de navegación, en condiciones climáticas adversas, con 107 personas agotadas a bordo", exponen en un comunicado.

En caso de que se confirme este acuerdo entre los dos estados, la organización les reclama que garanticen "los medios necesarios" -barco si hace falta- para que el desembarco en un puerto seguro se lleve a cabo con éxito.

La entidad insiste que continuará trabajando para "proteger los derechos humanos de estas personas" hasta encontrar "una verdadera solución".

La vicepresidenta en funciones del gobierno de Pedro Sánchez, Carmen Calvo, ha asegurado este lunes que España ha ofrecido "todo tipo de ayuda" a la ONG Open Arms para traer a los 107 migrantes rescatados que lleva en su barco.

Entrevistada en la Cadena Ser, Calvo se ha preguntado retóricamente "que más puede hacer España" para solucionar la situación: "Lo hemos ofrecido todo, pero no podemos traer los puertos a Italia."