El gobierno de España ha respondido al consejero de Interior, Miquel Buch, que sólo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, puede ordenar el endurecimiento del confinamiento d'Igualada y las otras localidades de la Cuenca de Òdena. En un comunicado difundido este jueves a primera hora, la Moncloa indica que, en virtud del real decreto del estado de alarma, Illa es "la autoridad competente" para aplicar un confinamiento como el que había anunciado Buch.

El consejero de Interior, que días atrás había manifestado que las decisiones sobre el confinamiento de Igualada establecido por la Generalitat habían pasado a depender del gobierno español, había anunciado este miércoles la firma de una "resolución para que la Cuenca de Òdena pase a un confinamiento total". Asimismo, había comunicado su intención de aplicarlo a la justicia y al gobierno central, para que lo validara.

En concreto, pretendía aplicar un confinamiento durante 15 días más pero con restricciones adicionales sobre la movilidad, que limitaba a la compra de alimentos y productos de farmacia, y a situaciones de emergencia, así como con la suspensión de la actividad industrial. Buch aducía que la fórmula de confinamiento de las dos últimas semanas no ha dado los resultados esperados esgrimiendo que la tasa de mortalidad por coronavirus a la zona es de 63,1 muertos por cada 100.000 habitantes, superior a las de Madrid (27,9) y Lombardía (41), áreas particularmente afectadas por la pandemia.

Además de rechazar que Buch pueda firmar la orden de confinamiento, La Moncloa llama a la "unidad de acción entre las administraciones", y reitera que siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que han adoptado hasta ahora las medidas más estrictas de Europa para frenar el coronavirus. El consejero de Interior, en declaraciones a Catalunya Ràdio, ha considerado "nada acertada" la postura del gobierno de España.