Los términos de la relación entre la Generalitat de Catalunya y el lobby norteamericano Independent Diplomat (ID), contratado por Quico Homs durante su etapa como consejero de la Presidencia para internacionalizar el 'proceso', vuelven esta semana al Parlamento catalán.

El PSC y el PP quieren aclarar este misterio que elude los compromisos de transparencia del Gobierno catalán. Por las tareas que se le suponen, ID se habría embolsado 720.000 euros en un año, cifra que desde las filas populares sitúan en el millón de euros.

ID, que ha participado como asesora en la secesión de Sudán del Sur y ha dado la cara por los tamiles de Sri-Lanka, Somaliland y el Kurdistán, no se hizo notar durante la campaña electoral del pasado 27 de septiembre, si bien se le otorga una influencia en la publicación, por parte de altos responsables del Gobierno, como por ejemplo el ex presidente Artur Mas, de decenas de artículos en publicaciones extranjeras.

El PP quiere que el Gobierno que lidera Carles Puigdemont revele cuánto costará ID en 2015 y 2016 y también reclama un balance de su tarea. Asimismo, aboga por no renovar el vínculo con este lobby. Por su parte, el PSC quiere que se destapen todos los contratos con ID y reclama lo mismo en cuanto al resto de entidades que asesoran al Gobierno de la Generalitat.