El gobierno de la Generalitat ha acatado la orden dada por la Junta Electoral Central (JEC) de retirar toda la simbología independentista, como por ejemplo lazos amarillos o pancartas en favor de los independentistas presos, de todas las dependencias de la administración catalana. Este mediodía ya habían retirado la simbología independentista los departamentos de Justicia, Territorio y Sostenibilidad, Políticas Digitales y Administración Pública, Trabajo, Salud, Cultura, Educación o Agricultura.

Desde algunas consejerías se ha justificado la presencia de simbolismo independentista como acciones hechas al margen del departamento, como es el caso de la consejería de Agricultura que, en declaraciones a Europa Press, afirmaban que los lazos y las pancartas habían sido puestas por miembros de la Asamblea de Trabajadores por la Defensa de las Instituciones Catalanas (Adic).

La JEC habías dado las 15h de este viernes como hora límite para retirar toda la simbología independentista cualificada de símbolos "partidistas" por parte de la junta de los edificios de la administración catalana. Si el ejecutivo de Quim Torra no hubiera acatado la orden de la JEC, la junta había instado a los Mossos d'Esquadra a que procedieran a retirar los lazos y pancartas.

Se da la circunstancia que otras administraciones públicas, esta vez del ámbito local, también han decidido acatar las decisiones de las Juntas Electorales de Zona y han descolgado lazos y pancartas independentistas de los edificios municipales, como sería el caso del Ayuntamiento de Tarragona gobernado por ERC o el de Reus en manos delJxCat.