Después de cuatro horas de reunión, PSOE y Podemos se mantienen enrocados. Los primeros con la idea de gobernar en solitario y los segundos apostando por un gobierno de coalición. Los socialistas dan prácticamente por muerta la negociación.

El PSOE constata que no hay margen para negociar si Podemos sigue exigiendo el gobierno de coalición. La portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, abre la puerta a ir directamente a elecciones: "No hay una vía para llegar a un acuerdo. Unidas Podemos se ha negado en todo momento a lograr un acuerdo programático. Hoy por hoy no vemos una salida a esta situación".

La versión que da Pablo Echenique, de Podemos, es que el PSOE no quiere negociar: "Nos han planteado que si no aceptamos que haya un gobierno formado únicamente por miembros del partido socialista se levantan de la mesa de negociación, esto nos parece un error que aboca el país definitivamente a elecciones anticipadas".

Ahora mismo el PSOE descarta que haya una reunión entre los líderes de los dos partidos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Por lo tanto, todo hace pensar que España está abocada a unas nuevas elecciones.