El Consejo por la República se ha reunido este sábado en Perpiñán para perfilar la nueva hoja de ruta de la entidad, que profundizará en la confrontación con el Estado que ya esbozó Carles Puigdemont en el mitin del 29 de febrero celebrado también a la capital de la Cataluña Norte.

Así, hace un llamamiento a los catalanes a "prepararse" para el embate con España para "culminar el proceso iniciado el 1 de octubre". En la sesión de trabajo del organismo también se aprobó desplegar la "identidad digital" de los miembros del Consejo vía una aplicación de móvil.

El encuentro del Consejo por la República llega en plena pelea al espacio posconvergente y con las elecciones catalanas cada vez más cercanas, una vez el Tribunal Supremo confirme la inhabilitación del presidente Quim Torra.

El encargado de comunicar las decisiones tomadas este sábado ha sido Toni Comín, vicepresidente del Consejo, mientras que Puigdemont ha evitado hacer manifestaciones públicas. Comín ha dejado claro que el embate con el Estado "será pacífico", pero ha considerado "muy importante aclarar los contenidos y las condiciones de esta confrontación" por la cual se llama los catalanes a "prepararse".