La Fundación Lluís Llach se ha quedado sin los 70.000 euros que había pedido de subvención al Ayuntamiento de Barcelona para un proyecto de cooperación sanitaria en la comunidad rural de Palmarín, en Senegal. La solicitud de subvención presentada por la fundación que preside el cantante ha sido "denegada por no lograr la puntuación mínima exigible". Los técnicos municipales que revisaron el proyecto sólo le concedieron 41 puntos. La puntuación mínima para optar a recibir la subvención se situaba en los 50 puntos.

La Dirección de Justicia Global y Cooperación Internacional del ayuntamiento recibió 245 peticiones de subvención y ha concedido 115. En total, se han dedicado 7,2 millones de euros a esta convocatoria. Esa cantidad representa el 0,7% de los ingresos propios del ayuntamiento, porcentaje que Naciones Unidas pide que las diferentes administraciones dediquen a cooperación y solidaridad internacional.

Lluís Llach ha puesto en marcha algunos proyectos en la comunidad de Palmarín pero de cariz modesto. Ha financiado la construcción de un barco de 23 metros para la pesca de altura, explotado por 10 pescadores y un capitán, y ha llevado libros, juguetes, material escolar e informático a esa comunidad. La web de la Fundación tiene muy poco movimiento. El apartado de memoria económica no está operativo.

La Fundación fue creada el 23 de julio de 2010 y, además de la cooperación al desarrollo, también tiene como finalidad el estudio, la promoción y el conocimiento de la lengua y la cultura catalanas, si bien no ha realizado ninguna iniciativa con este último objetivo. La preside Lluís Llach y su director general es Andreas Claus, que también es el mànager artístico del cantautor. Entre los miembros del patronato está el ex-futbolista del Barça, Oriol Presas, la abogada Ana Isabel Aisa y el payés Mady Seck.