Con sólo un 4% de participación, la candidatura independentista impulsada por la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) se ha impuesto con claridad en las elecciones de la Cámara de comercio de Barcelona, al conseguir 32 de los 40 lugares del pleno, frente a los 4 de Enric Crous, 3 de Carles Tusquets y uno de la plataforma de mujeres 50 a 50, según los datos provisionales avanzados por la Consejería de Empresa.

Estos resultados, pendientes de confirmar, dejan fuera del pleno a dos de las cabezas de lista de las candidaturas en competición: Enric Crous y Ramon Masià. Los datos trascendieron en medio de una gran confusión entre casi el centenar de candidatos que se habían reunido ayer noche en la Llotja de Mar.

Ha habido más de 15.000 votos. De estos, 955 votos (el 6,3% de los votos) resultan "sospechosos" y se han apartado del escrutinio para que el auditor los valide o no. Esto puede tener un impacto del escrutinio que no se podrá saber hasta dentro de unos días.

En la Cambra hay 60 vocales. De estos, 40 se escogen por votación. Hay 14 de reservados a grandes empresas, que hacen contribuciones económicas, y 6 más son para las patronales Fomento y Pimec. La victoria de Eines de País, que tiene como cara más visible Joan Canadell, supone un cambio en una institución tradicionalmente conservadora.

Miembros del ANC, con su presidenta Elisenda Paluzie al frente, ya celebraron la victoria ayer noche en la sede de la Cambra.