La Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha situado en el punto de mira de su campaña de consumo no sólo las compras de los ciudadanos sino también la contratación de los ayuntamientos, según los detalles de una iniciativa piloto que se ha empezado a desplegar este septiembre en la comarca de Osona, revelados por La Vanguardia.

Esta información indica que el objetivo es favorecer a las empresas "que están al margen de las injerencias políticas españolas" y "desvinculadas de las empresas de la Ibex35", y que las sedes territoriales de la ANC en Osona han elaborado un modelo de moción para remitirlo a las formaciones independentistas y que éstas los sometan a votación en los plenos municipales de la comarca.

El texto de la moción, especifica La Vanguardia, se titula "Por un consumo estratégico nacional", e incluye la inscripción del municipio firmante en el "registro de consumidores estratégicos" de la ANC, y la asunción de un compromiso con el estudio de la contratación de suministros y servicios ofrecidos por las empresas inscritas en el citado registro, favorables al independentismo. También insta a los ayuntamientos a promover entre los ciudadanos el conocimiento de la campaña de la ANC.

Según la misma información, esta nueva fase de la campaña de consumo de la ANC tiene como objetivo la adhesión de la Generalitat y pretende acabar el mes de septiembre ya sabiendo qué municipios de Osona votarán su moción.