La Asamblea Nacional Catalana (ANC) exigirá al presidente de la Generalitat, Quim Torra, la convocatoria de elecciones anticipadas después de que el Tribunal Supremo haya emitido la sentencia del juicio del 1-O. Según avanza La Vanguardia, esta es la propuesta aprobada por el secretariado de la entidad independentista, que a la vez ve "muy posible" que Torra avance los comicios.

La estrategia prevista por la ANC a la hora de hacer presión con su demanda es la convocatoria de una manifestación después de que el Supremo dicte sentencia.

El objetivo de la entidad es frenar aquellas posiciones políticas que centran su proyecto político en ampliar los apoyos a la independencia y a pedir un referéndum pactado que el Estado "nunca aceptará".

Si Torra acaba convocando elecciones, la ANC confía en recuperar la vía unilateral. Si en los comicios el independentismo supera el 50% de los votos, la entidad cree que habrá bastante legitimidad para declarar la independencia, a pesar de que recela de la actitud de JxCat y ERC. "No están en condiciones de liderar un nuevo embate", asegura el secretariado.

A raíz de esta poca confianza, la ANC se muestra dispuesta a impulsar candidaturas alternativas que defiendan la vía unilateral, a pesar de que esta opción no se llevó a votación de los militantes.