La delegación territorial de la Catalunya Central del Instituto Catalán (ICS) de la Salud ha ordenado el cierre de todos los centros de atención primaria (CAP) de la comarca de Osona para concentrar sus servicios en un hospital de campaña que se instalará en Gurb. Los profesionales sanitarios han sido convocados a este recinto el próximo miércoles y miembros de este colectivo han realizado un llamamiento a través de las redes sociales para denunciar una decisión que consideran absurda y contraproducente. "Estamos dejando a la población desatendida", afirma una médica de familia del CAP de Centelles en un audio que ha grabado.

"No podemos hacer atención a los pacientes de la comunidad, no podemos ayudar en las residencias a las que estábamos yendo, tendremos que dejarlo todo  e ir a atender a los pacientes que salgan de alta de la hospital. Nos han militarizado", denuncia esta médica que lamenta que "no estaremos dando cobertura a la población, no ayudaremos a la gente que está en casa con cronicidad o al final de vida, las residencias se quedarán solas, si están mal todavía estarán peor". A su entender, el hospital de campaña de Gurb es innecesario porque se están recuperando sanitarios que estaban en cuarentena y porque hay camas libres en centros sociosanitarios.

Colectivos como la Marea Blanca de Catalunya o Rebelión Atención Primaria llevan días denunciando la voluntad del departamento de Salud de cerrar los CAP. Marea Blanca de Ponent i Pirineus, ante las informaciones sobre el posible cierre de los CAP de la ciudad de Lleida ha difundido un comunicado en el que considera que los centros de atención primaria son imprescindibles y que cerrarlos perjudicaría a los sectores sociales más vulnerables y a los usuarios más desfavorecidos.