El dirigente y diputado de Demòcrates, Antoni Castellà, ha anunciado que los dos representantes que esta formación tiene en la bancada de ERC en el Parlamento de Cataluña no favorecerán con sus votos el acceso del dirigente de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, al Senado.

Iceta necesita sustituir a otro senador por designación autonómica, el expresidente José Montilla, para después poder acceder a la presidencia gracias a la nueva mayoría socialista de la cámara.

La sustitución de senadores por designación autonómica, que suele ser un trámite en el Parlamento de Cataluña, se ha convertido en el epicentro de un tira y afloja en el que ERC ha escenificado su enfado porque considera que los socialistas daban por hecho que la formación republicana los "regalará" los votos.

En este contexto, Demòcrates, la escisión independentista de Unió y uno de los sectores más duros del movimiento secesionista catalán, ha levantado la voz para anunciar que ni Antoni Castellà ni Assumpció Laïlla facilitarán el movimiento de Iceta.

"Por dignidad, anunciamos que los dos diputados en el Parlamento de Demòcrates no apoyarán la candidatura del Sr. Iceta para el Senado", ha anunciado Castellà en un acto celebrado en Molins de Rei, este martes.

Inmerso en la campaña de las municipales, en la que apoya a las candidaturas surgidas de las primarias que impulsó inicialmente Jordi Graupera y posteriormente la ANC, Castellà también ha manifestado: "Tenemos que echar de los municipios a los alcaldes del 155, tenemos la responsabilidad de echarlos en toda Cataluña, lograr gobiernos independentistas, absolutamente comprometidos con el mandato del 1-Oporque esto va de independencia".