Los candidatos a la alcaldía de Barcelona Ada Colau (Barcelona en común) y Ernest Maragall (ERC) han mantenido un debate tenso y en ciertos momentos agresivo en el programa 'Aquí con Josep Cuní' (Ser-Barcelona) a pesar de que un pacto entre sus formaciones parece inevitable para gobernar la ciudad. Maragall ha exhibido una actitud radicalmente contraria al PSC y a su candidato Jaume Collboni mientras que Colau se ha negado a responder las preguntas del republicano en las que insistía en saber si estaría dispuesta a pactar con los socialistas. Maragall ha llegado a acusarla de mantener "un noviazgo obsceno con los socialistas catalanes y españoles".

La alcaldesa y candidata a la reelección también se ha encontrado con que su interlocutor se negaba a responder una pregunta suya. Le ha preguntado qué pensaba de las palabras del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en las que afirmaba que Barcelona ha abdicado de ejercer la capitalidad de Catalunya, función que, según él, ha asumido Girona. Maragall ha evitado criticar abiertamente a Torra, a las órdenes del cual fue consejero de Acción Exterior hasta su nombramiento como alcaldable. Colau ha llegado a decir que "Torra ha ofendido a todos los barceloneses y catalanes".

Para Ernest Maragall, la opción está "entre Collboni y Borrell o Junqueras y Forcadell; entre PSOE y Podemos o ERC y yo de alcalde". Ha dicho, al cerrar el debate, que no contempla otra posibilidad que gobernar en solitario mientras que Colau ha insinuado que está dispuesta a pactar con ERC y los socialistas siempre que "miren más a la izquierda para hacerlo posible".