En una entrevista en el programa Els matins de Tv3, Ada Colau ha pedido a Ernest Maragall ser "cuidadosos" en la explicación del contenido de las negociaciones. Según el relato de la alcaldesa en funciones, en el encuentro de ayer con Maragall se limitaron a orientar el diálogo en las "propuestas concretas".

Colau sí que manifestó que no acepta ninguna entente que incluya Junts per Catalunya y Maragall le arreció que piensa el mismo del PSC. Aun así, Colau ha recordado que, en todo el territorio, republicanos y socialistas sí que estudian alianzas poselectorales.

Colau se ha mostrado firme en la voluntad de explorar un "acuerdo amplio y estable" con ERC y el PSC, que los republicanos desestiman, hecho que aboca las conversaciones a una resolución que no se aclarará hasta la sesión de investidura. Ahora bien, la líder de los comunes ha negado que en la reunión de este miércoles con ERC haya aceptado que Maragall sea alcalde, una afirmación que el mismo candidato de los republicanos verbalizó.

Después del ofrecimiento de Manuel Valls -dispuesto a cederle sus votos sin condiciones para hacerla alcaldesa y así evitar un gobierno independentista en Barcelona-, Colau ha recalcado que su "obligación" es buscar acuerdos con fuerzas progresistas. No ha querido responder, pero, si en la sesión de investidura aceptaría los votos de Valls para revalidar la alcaldía.