Las condiciones económicas y laborales más el hecho de no poder cambiar de destino ha provocado, según los sindicatos profesionales de los Mossos d'Esquadra, que centenares de agentes de la policía de la Generalitat se estén presentando a las convocatorias de plazas interadministrativas de los ayuntamientos catalanes.

En declaraciones a el diario Ara, el portavoz del sindicato Fepol, Toni Castejón, ha afirmado que "hace 15 años era a la inversa, las policías locales venían a los Mossos. Ahora la mayoría de cuerpos locales superan a los Mossos en las condiciones como el sueldo y las pagas por las horas extras, las noches y los festivos". Castejón añade que además "si eres de Girona y tienes plaza de mosso en Barcelona, es muy difícil que puedas volver".

Esta es la explicación que dan desde Fepol al hecho de que en la convocatoria interadministrativa de 60 plazas que ha convocado la Guardia Urbana de Barcelona, se han presentado 144 agentes de los Mossos d'Esquadra del total de 323 aspirantes procedentes de la policía catalana, cuerpos locales, Policía Nacional y de la Guardia Civil.

Un caso similar pasa en la convocatoria interadministrativa, que sólo admite agentes policiales de los diferentes cuerpos, que ha hecho el Ayuntamiento de Lleida para 11 plazas de su Guardia Urbana para as cuales han recibido 150 aspirantes de los cuales 118 son agentes de los Mossos d'Esquadra.