La ministra y portavoz del gobierno de España, Isabel Celaá, ha reiterado la posición de veto al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el gobierno que quiere encabezar el candidato a la investidura y presidente en funciones, Pedro Sánchez, de quien ha remarcado que "acepta un gobierno de coalición".

Celaá ha esgrimido como argumento a favor de dejar a Iglesias fuera del ejecutivo que, de este modo, mantiene una "libertad" que no tendría como ministro. En ese sentido, ha esgrimido el caso de la dirigente de los socialistas vascos, Idoia Mendia, que no forma parte del gobierno vasco. También ha manifestado que no crea que Iglesias quiera que por una persones "vayamos a sacrificar el interés general".

Preguntada por si señalar a Iglesias como "principal escollo" quiere decir que Sánchez acepta a Irene Montero o a Rafa Mayoral en el futuro ejecutivo, la portavoz del gobierno ha rechazado referirse a nombres, ha asegurado que el escenario está "abierto", y ha indicado que Sánchez es quien tiene "la facultad de identificar a los miembros del gabinete que son de su confianza".