El consejero catalán de Interior, Miquel Buch, ha asegurado que los Mossos d'Esquadra están preparados para "resolver cualquier escenario que se pueda presentar". Buch ha hecho estas declaraciones cuando se prevé inminente la publicación de la sentencia del juicio del 1-O contra los líderes independentistas que se encuentran en prisión.

Miquel Buch ha afirmado que los Mossos garantizarán la "convivencia pacífica" ante la "complejidad de la etapa" que "podría incrementarse más en los próximos días" en la que está inmersa Cataluña. Buch ha recordado que esta "difícil situación política" ha afectado "al amigo Forn y al mayor Trapero".

A pesar de que el presidente catalán Quim Torra ha dicho que la única sentencia aceptable sería una absolución, el titular catalán de Interior ha afirmado ante la nueva promoción de 384 nuevos agentes de los Mossos y acompañado por el secretario general del departamento, Brauli Duart, y del reciente nuevo director de la policía catalana Pere Ferrer, que la policía de la Generalitat trabajará para "dar cumplimiento en el libre ejercicio de las libertades y los derechos", añadiendo que lo harán "velando por la convivencia pacífica".