La exconsejera de Cultura y número dos de JxCat por Barcelona en las elecciones generales, Laura Borràs, ha atribuido el asedio sufrido en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) por la número uno por Barcelona del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, a que esta candidata "busca problemas", y ha añadido que "cuando se buscan los problemas, se encuentran", después de indicar que "no sé si hay mucho que analizar" sobre el incidente.

Asimismo, ha hecho hincapié en el saludo fascista que, al menos aparentemente, dedicó una persona situada cerca de la candidata popular a la multitud que pretendía boicotear el acto de la UAB. Borràs ha indicado que gestos como esos "no representan a los ciudadanos de este país".

En cambio, ha cargado contra Álvarez de Toledo esgrimiendo el citado gesto cuando ha dicho que "que alguien quiera hacerse fotografías al lado de personas que utilizan símbolos fascistas es algo que detestamos profundamente", reiterando este comportamiento como algo impropio del "pueblo catalán".

Por su parte, la diputada, número tres de la misma candidatura de JxCat y vicepresidenta del PDECat, Míríam Nogueras, ha etiquetado de "pequeños episodios" el acoso, con amenaza de muerte incluida, que han sufrido militantes de Ciudadanos en Santa Coloma de Cervelló.

Nogueras y Borràs, por cierto, han propuesto la creación de un "salario mínimo catalán diferenciado" que tenga en cuenta "el coste de la vida en Cataluña". "41 millones marchan diariamente de Cataluña y no vuelven nunca", ha asegurado Borràs.