Barcelona en Comú mantiene como prioridad la formación de un gobierno tripartito con ERC y el PSC en el que la alcaldesa en funciones, Ada Colau, sea la figura central.

En una comparecencia, este viernes, los números dos y tres de Colau, Joan Subirats y Janet Sanz, han defendido la formación de un gobierno local de izquierdas "para superar el tacticismo y el partidismo", así como el "frentismo" de la "lógica de bloques", y para "poner Barcelona al servicio de la reconciliación".

Asimismo, han defendido a Colau como figura central de un futuro gobierno aduciendo que es "la más transversal" y la que representa mejor "la pluralidad de voces de la ciudad", y la han descrito como un "punto de encuentro".

Subirats y Sanz, en cambio, no han explicado cómo podría ser una investidura con el eventual apoyo de Manuel Valls ni se han situado a la fecha límite del 15 de junio. Han defendido, eso sí, que la opción "más coherente" con los "valores" de los comunes es el tripartito de izquierdas que plantean. En cuanto a los socialistas, que ha rechazado públicamente pactar con ERC -como ERC con ellos-, los comunes han negado que ya hayan negociado con ellos áreas de gobierno.

"Ahora mismo la propuesta es un gobierno a tres, no contemplamos otros escenarios, seguimos negociando con ERC y PSC", ha declarado Sanz, si bien los contactos con ERC se limitan ahora, según ha dicho, a intercambios de mensajes.