El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este miércoles, con los votos de la mayoría no independentista, la retirada de la medalla de oro de la ciudad al expresidente del Parlamento catalán y exdirigente de ERC Heribert Barrera.

Barrera, distinguido a título póstumo en 2012, destacó entre los políticos nacionalistas por declaraciones xenófobas y racistas, que para los grupos municipales de BComú, el PSC, el PP, Cs y Barcelona pel Canvi justifican la retirada de la medalla. La propuesta, presentada por Barcelona pel Canvi -el grupo de Manuel Valls- ha recibido los votos en contra de las dos formaciones independentistas representadas en el consistorio, ERC y JxCat.

De este modo, el Ayuntamiento de la capital catalana inicia los trámites para anular la entrega de la medalla, un hecho que ha indignado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que ha expresado que es "lamentable" y ha defendido que el expresidente de la cámara catalana fue "un luchador incansable por la libertad".

"Vergüenza inmensa por todos aquellos que habéis votado a favor de retirarle la medalla de oro. La capital de Cataluña se empequeñece hoy, convertida en una capital provinciana y mezquina", ha añadido el presidente catalán, que en el pasado expresó en términos similares a los de Barrera su preocupación sobre la desaparición de la identidad catalana por la llegada de inmigrantes.