La consejera de la Presidencia y portavoz del gobierno catalán, Elsa Artadi, ha reconocido que está pensando la posibilidad de concurrir a las elecciones municipales como número dos de Joaquim Forn, si bien también ha asegurado que no ha tomado ninguna decisión.

En cambio, sí que ha adelantado que si dejara el gobierno para dar el salto a la política municipal su decisión comportaría modificaciones en el ejecutivo que preside Quim Torra. Según Nació Digital, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, es hoy por hoy la persona elegida para sustituir a Artadi como titular de Presidencia.

Por otro lado, también durante la rueda de prensa posterior a la reunión del gobierno de la Generalitat de este martes, Artadi ha confirmado que recuperarán parcialmente cuatro de las leyes sociales tumbadas por el Tribunal Constitucional. En concreto, aquellas partes no afectadas por anulaciones o suspensiones de las normas relativas a cambio climático, igualdad de género, asociaciones de consumidores de cannabis y la Agencia Catalana de Protección Social. El gobierno prevé que el Parlamento catalán apruebe las normas en dos meses.

El gobierno de Torra, además, ha acordado autorizar que sus departamentos pongan en marcha medidas para garantizar a los expresidentes de la Generalitat "la atención y el apoyo que necesiten" para asegurarlos "su derecho a vivir dignamente, durante todas las etapas de la vida". Artadi ha especificado que el caso del expresidente Pasqual Maragall, que sufre Alzheimer, ha motivado la decisión, que ha presentado como una adaptación de la normativa "a la situación y evolución personal de cada uno de ellos".