"Nada, pero nada puede compararse con el holocausto para promover una causa política. ¡Esta compariación es una vergüenza!". Así ha reaccionado en Twitter Assaf Moran, responsable de asuntos política de la embajada de Israel en España, contra el tuit con el que la consejera y portavoz del gobierno catalán, Elsa Artadi, ha usado a la niña judía víctima del nazismo Ana Frank para defender la presencia de lazos amarillos y estelades en edificios públicos.

Artadi pió: "No se nos permite tener nuestra opinión. La gente quiere que tengamos la boca cerrada, pero eso no te impide tener tu propia opinión. Todo el mundo tiene que poder decir lo que piensa". Según la consejera, se trata de una cita de Ana Frank "muy oportuna para el día de hoy, que hace 69 años de su muerte en Bergen-Belsen" (en realidad, 74 años).

El enfado de Moran por el tuit de Artadi ha tenido eco en un medio tan influyente como el diario británico The Guardian, que también ha recogido la crítica del candidato impulsado por Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, (redifundida por el propio Moran) y ha recordado que el expresidente catalán Carles Puigdemont movió en Twitter un vídeo que asociaba al expresidente español Mariano Rajoy con los dictadores Francisco Franco y Adolf Hitler.