El vicepresidente Pere Aragonès asegura que la mesa negociación entre gobiernos, que los republicanos piden para dar la investidura al PSOE, tiene que buscar también "una solución para los presos". Lo asegura en una entrevista a La Vanguardia donde también afirma que si en esta mesa no se puede hablar de "todo" no habrá investidura. "No aceptaremos vetos sobre la autodeterminación", ha afirmado en este sentido.

En esta misma entrevista, Aragonés también avisa que todavía están "muy lejos del acuerdo" y, sobre el calendario de la investidura, también afirma que no quieren un pacto "rápido" sino poner "las paredes maestras para la resolución del conflicto" y, en este sentido, aleja la posibilidad que haya investidura antes de acabar el año.

Aragonès también revela que ha hablado en los últimos días con el presidente del gobierno español y candidato por el PSOE, Pedro Sánchez, pero apunta que la negociación es entre los equipos negociadores de ambos partidos. "Cuando es necesario no hay ningún problema en hacer el contacto que haga falta", ha añadido.