El nuevo consejero catalán de Interior, Miquel Buch, ha decidido entregar la dirección de los Mossos d'Esquadra a Andreu Joan Martínez, quien ya había ocupado la dirección general de la Administración de Seguridad cuando Felip Puig fue consejero del departamento.

Andreu Joan Martínez es un hombre de confianza del nuevo secretario general de Interior, Brauli Duart. Los dos han trabajado juntos dentro de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). Mientras Duart ha ocupado la presidencia de CCMA, Martínez ha sido el director de Estrategia de este ente que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio.

Martínez sustituirá en el cargo a Pere Soler que fue cesado del cargo de director general de los Mossos d'Esquadra con la aplicación del artículo 155 de la Constitución a la administración catalana.

Este lunes, el consejero Buch se ha reunido con el jefe de los Mossos d'Esquadra, el comisario Ferran López, para analizar la situación del cuerpo. Ya ha trascendido que López será sustituto al frente de los Mossos, y que de entrada, Buch le propondrá la restitución del cargo al anterior máximo responsable uniformado de los Mossos, el mayor Josep Lluís Trapero.

Miquel Buch tenía que reunirse hoy con el exconsejero catalán de Interior, Joaquim Forn, que se encuentra encarcelado por orden del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, para hacer el traspaso de temas del departamento pero el Ministerio del interior no ha dado permiso para hacer la reunión aludiendo problemas burocráticos cosa que ha provocado malestar en el gobierno catalán.