La portavoz del grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, ha tildado de "terrorista" al padre del vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, en la réplica a una intervención del segundo en el Congreso. "Los hijos no somos responsables de nuestros padres, por eso le diré por primera y última vez, usted es hijo de un terrorista. A esta aristocracia pertenece usted: a la del crimen político", le ha espetado la dirigente del PP a Iglesias, después de que este haya tratado a Álvarez de Toledo como "marquesa". De forma previa, la portavoz popular había calificado al líder morado de "impostor", "burro de Troya", "discípulo de los ayatolás de Irán" y "prohijado de Nicolás Maduro".

Iglesias ha anunciado que pedirá a su padre que se querelle contra la portavoz popular. El progenitor del vicepresidente del gobierno central fue militante del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP), una organización política de extrema izquierda acusada de haber cometido seis asesinatos a miembros de cuerpos policiales durante los años 70, pero él no participó en ninguno de ellos.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha solicitado a la dirigente conservadora si quería retirar del Diario de Sesiones sus palabras que calificaban al progenitor del líder de Podemos de "terrorista", lo que Álvarez de Toledo no ha querido. A continuación, Batet ha anunciado que "lo retirarían del diario de Sesiones", lo que ha enervado la bancada popular y al vicepresidente cuarto de la Mesa del Congreso, Ignacio Gil-Lázaro (Vox), que ha optado por marcharse de la mesa después de mostrar su indignación ante la actitud de la presidenta de la cámara.