La oleada de inseguridad en Barcelona ha traspasado fronteras y se han encendido las alarmas internacionales. Así, la embajada de los Estados Unidos en España alerta en su página web de un "aumento significativo" de los delitos violentos en Barcelona, sobre todo en las zonas turísticas, y recomienda a los americanos que se desplacen que "vayan especialmente con prudencia" por su seguridad personal.

Después de los últimos episodios de robos violentos en la calle, como la muerte de una alto cargo del gobierno de Corea después de sufrir un asalto violento, las autoridades americanas aconsejan también no ofrecer resistencia en caso de robo y "no exhibir señales de riqueza, como joyas o relojes caros". El texto detalla que las autoridades locales están abordando la situación.

La alarma ha llegado también a los medios internacionales. La BBC ha hecho un reportaje en su web en que dice que el aumento de los delitos empaña el boom turístico, y que es una mala publicidad para la ciudad, que destaca por las playas, el solo, los bares y los monumentos.

El semanario alemán Der Spiegel titula que "Barcelona se convierte en la ciudad del crimen". El diario hace un repaso de los últimos casos y dice que, hasta hace poco, Barcelona se consideraba una de las ciudades más seguras de Europa, pero que esto ha cambiado los últimos meses.

La semana pasada, el Frankfurter Allgemeine titulaba un artículo "Ciutat de ladrones", y decía que los barceloneses se sienten abandonados por la policía y que los turistas no están exentos del riesgo.