Ada Colau ha abierto la puerta a aceptar el apoyo de Manuel Valls a su eventual investidura. En una entrevista anoche en 'El Objectivo', preguntada por el apoyo "sin condiciones" que le ha ofrecido el ex primer ministro francés para evitar una alcaldía independentista, Colau ha afirmado: "Todos los votos que vengan, bienvenidos sean para la investidura", negando que se sintiera" incómoda ".

La dirigente de Barcelona en común subrayó que el contexto político es "complejo" y "muy fragmentado" y, ante este panorama, "cada uno actúa de la mejor manera posible con los resultados que tiene".

Colau ha explicado igualmente que sólo se ha comunicado con Valls a través de mensaje de móvil para agradecer su oferta y decirle que sólo negociaría con PSC y ERC.

De hecho, la alcaldesa en funciones ha insistido en que no quiere gobernar en solitario con sus 10 concejales y reiteró que intentará buscar mayorías más amplias. En este sentido, ha afirmado que mantendrá abiertas las negociaciones con ERC y PSC hasta el día de la investidura para intentar formar un gobierno "robusto" y "progresista".