La alcaldesa de Barcelona y líder de BComú, Ada Colau, insiste en buscar un pacto de gobierno para el Ayuntamiento de Barcelona que contemple a ERC y el PSC. Colau quiere iniciar "conversacions discretas" al considerar que los resultados dejan claro que la ciudad quiere una mayoría de izquierdas y progresista, que no tiene nada que ver con ser independentista o no.

Ada Colau no cierra la puerta a recibir los votos de los regidores de Ciudadanos con Manuel Valls para formar gobierno, una posibilidad que ha planteado el líder del PSC, Miquel Iceta, el cual insiste en buscar un pacto que cierre el paso a un gobierno municipal independentista.

Colau ha lamentado que el candidato de ERC a la alcaldía, Ernest Maragall, que a pesar de obtener los mismos regidores que BComú ha obtenido un mayor número de votos "no sólo centró su intervención en la cuestión independentista sino que abrió la puerta a priorizar un pacto con JxCat".

En este contexto, la candidata de JxCat a la alcaldía de Barcelona, Elsa Artadi, ya se ha puesto a disposición de Maragall para formar un gobierno independentista en el consistorio de la capital catalana. Artadi ha declarado que "seguiremos trabajando en la línea de coalición y coordinación estratégica que hemos mantenido desde el 2012".