El discurso de Ernest Maragall la noche del 26 de mayo y una llamada del Partido Socialista cambiaron la visión de Ada Colau la misma noche electoral. Según ha explicado la alcaldesa de Barcelona en una entrevista en el programa "Preguntas Frecuentes" de Tv3, estos dos movimientos fueron claves para hacerla optar a la investidura, con los votos de Manuel Valls.

En el mismo Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona y una semana después de la sesión de constitución del Ayuntamiento, Colau ha explicado qué pasó la noche del 26 de mayo entre su comparecencia después de los resultados, con un discurso felicitando Ernest Maragall como ganador, y la mañana siguiente.

"No me planteaba ser alcaldesa. En las siguientes horas, pero, pasaron dos cosas relevantes. Una fue que yo hablé antes que Maragall. Después lo escuchamos y me decepcionó mucho. Hizo un discurso marcadamente independentista y dijo que quería hablar prioritariamente con Junts per Catalunya. Después hubo una llamada del Partido Socialista y, rápidamente, nuestro análisis fue el que hemos mantenido hasta hoy: necesitaríamos un acuerdo de las tres fuerzas de izquierdas", explica.

Para ser alcaldesa hacían falta tres votos del grupo de Ciutadans, pero Colau insiste que nunca ha hablado con Manuel Valls.

De cara al futuro, Colau insiste en un pacto de izquierdas, pero ha reprochado a ERC que siempre les reclama más compromiso con el proceso catalán.