El Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, anunció que AENA cerrará algunas terminales de aeropuertos españoles mientras dure el estado de alarma. En el caso del Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, toda la actividad quedará concentrada en las zonas A y D de la Terminal 1, mientras que en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas se ha agrupado toda la operativa de las terminales 2 y 3 en la Terminal 1. Aun así, Ábalos ha informado que en el caso de Madrid en un momento posterior la T1,T2 y T3 y la satélite de la T4 permanecerán cerradas y la actividad estará centralizada en la Terminal 4. En el caso del Aeropuerto de Palma de Mallorca, el titular de Transportes ha señalado que mantendrán abiertos los módulos B y D.

Ábalos ha afirmado que se ha producido una reducción en el tráfico aéreo los últimos días y que este fin de semana ha habido 165 vuelos en Madrid, 91 en Barcelona y 57 en Palma mientras que hace un año en estas fechas había habido 1.150 vuelos en Madrid, 900 en Barcelona y 326 en Palma de Mallorca. El ministro ha anunciado también que AENA no cobrará el alquiler a las actividades comerciales que no permanezcan operativas mientras dure el estado de alarma y que ADIF hará el mismo con los locales comerciales de las estaciones de tren.

La demanda del servicio de trenes de media y larga distancia se ha visto reducida en un 95%, hecho que ha impulsado al ejecutivo central a sólo mantener el 30% de los servicios habituales de AVE y de trenes de larga distancia y a poner a la venta el 10% de plazas puesto que sólo se ocupan una tercera parte de los convoyes. En cuanto a los trenes de cercanías, el titular del ramo ha expuesto que disminuirán el servicio un 50% en horas valle y que mantendrán un 80% del servicio actual en hora punta.

En último lugar, Ábalos ha enfatizado que facilitarán al máximo la tarea de los transportistas y su acceso a los servicios básicos y que eliminarán trabas administrativas por la apertura de talleres o porque dos conductores puedan viajar a la cabina de un camión si así lo requieren necesario.