El presidente de CATmón y exresponsable de relaciones internacional de CDC, Víctor Terradellas, propuso a un exdiputado oficialista del partido Rusia Unida que si Rusia apoyaba la declaración unilateral de independencia (DUI) catalana, Cataluña reconocería la anexión rusa de Crimea.

Víctor Terradellas, personaje cercano a Carles Puigdemont, hizo llegar esta propuesta al exdiputado oficialista ruso, Serguéi Markov, tal como ha explicado él mismo a El Periódico. Markov explica que se reunieron con Terradellas y una periodista catalana hasta en tres ocasiones, y que le querían utilizar como contacto para que hiciera llegar la propuesta catalana a los órganos de poderes rusos.

El mismo Markov también explica que dijo a Terradelles y a su acompañante que los rusos no necesitan el reconocimiento catalán, ni el de Occidente en general, al considerar que más tarde o más temprano todo el mundo aceptará la anexión de la península de Crimea a Rusia.

Se da la circunstancia que cuando el entonces presidente catalán, Carles Puigdemont, proclamó la independencia de Cataluña, Rusia se mantuvo en su postura oficial de no reconocer ninguna independencia catalana.

El exdiputado ruso también explica que no descarta que Carles Puigdemont acabe huyendo en Rusia donde podría acabar exiliado, añadiendo que podría ser un caso similar al del analista informático norteamericano Edward Snowden al cual los rusos le han ofrecido asilo a condición de que no trabaje contra el gobierno los EE.UU..