La Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs II (ANAV) ha comunicado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que ha iniciado una parada no programada del reactor de la central nuclear de Vandellòs II motivada por un escape en el sistema de refrigeración.

El escape ha sido detectado por un incremento leve en el caudal de agua recogida por los sumideros del edificio de contención y ANAV, titular de la central, ha informado que investigará el origen.

En cualquier caso, ANAV asegura que la nuclear se encuentra "en condición segura", que la incidencia no ha tenido consecuencias para las personas ni el medio ambiente y que los sistemas de seguridad han funcionado como está previsto.

La central activará el modo 3, de espera en caliente, para facilitar las condiciones adecuadas para determinar el origen de la fuga y resolverla.

Una avería en el sistema de refrigeración ya había tenido parada la central este año. La Fiscalía, a raíz de incidentes como ese, inició una investigación el pasado mes de abril.