Los ayuntamientos de Masquefa y Piera y el Consejo Comarcal del Anoia presentan alegaciones conjuntas contra el proyecto de ampliación del macroabocador de residuos urbanos de can Mata de Hostalets de Pierola (Anoia) –allá se depositan los desechos de buena parte del área metropolitana. Reclaman que se cierre la instalación "dado el grave perjuicio que vienen sufriendo los vecinos". Entre los argumentos que expresan hay las inmisiones odoríferas procedentes del vertedero y el impacto paisajístico.

El documento consta de 32 alegaciones de carácter formal, urbanístico y ambiental que tienen por objetivo solicitar a los organismos gestores el replanteamiento de la ampliación, tramitada a petición de la empresa CEPSA (filial de Ferrovial) el pasado mes de mayo del 2017, y que contemplaría un incremento de la superficie actual en 17,3 hectáreas y 4,5 millones de metros cúbicos.

El proyecto representa, según sus detractores, "una ampliación a unos 11 años de alargamiento de la vida del vertedero y el crecimiento de la superficie de depósito que se equipara a la capacidad actual". Rechazan que siga creciendo y reclaman su cierre definitivo.


Además de los impactos odoríferos, las alegaciones también hacen hincapié sobre los cursos de agua, de contaminación atmosférica, la flora y la fauna en general, los impactos procedentes de los incendios que se producen de forma regular, así como otros impactos que no han sido evaluados como por ejemplo el posible impacto sobre la salud de las personas.

Según las administraciones, la propuesta de ampliación no responde a ningún interés de carácter general más allá del interés económico-comercial de la empresa propietaria. Además, insisten en el hecho que "degrada todavía más un territorio fuertemente impactado por las actuales instalaciones, la Ecoparc4 y el mismo vertedero, que ya se amplió en 2008".

También defienden que la propuesta de CESPA no cumple con el Plan territorial y sectorial de residuos de Cataluña, ni el Plan territorial de la Cataluña central, ni las normas urbanísticas fijadas; que sólo contemplan una posible adecuación de las instalaciones, pero en ningún caso una ampliación de estas.

Además, denuncian que la Comisión de Seguimiento del vertedero (formada por el Ayuntamiento de Hostalets de Pierola, el área Metropolitana de Barcelona y la Agencia Catalana de Residuos) no se reúne desde el 2017 y que en esta se ha excluido la incorporación del Consejo Comarcal del Anoia, organismo contrario a la ampliación.