El director de TV3, Vicent Sanchis, ha convertido la televisión pública catalana en una nueva 'repartidora' que beneficia a las productoras privadas dispuestas a servir a la causa procesista y que supone una progresiva privatización de este servicio público básico. El último regalo de Sanchis ha sido para la productora 'La Manchester', del periodista Ricard Ustrell. A pesar de que no se ha hecho público ni el contrato subscrito entre la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) y 'La Manchester' ni su coste económico, Ustrell ha anunciado por twitter que ha recibido 500 currículums para formar parte del equipo del nuevo programa, que se emitirá diariamente de 12 a 14 horas a partir de setiembre.

Quién formará parte de este equipo es Xavi Rossinyol, que llega procedente de los servicios informativos de TV3. "Estoy muy feliz de incorporarme a este nuevo proyecto y de poderlo compartir oficialmente. ¡Manos a la obra!", escribía en mensaje en twitter Rossinyol el pasado día 19. No es el único redactor de Catalunya Ràdio o TV3 que ha pasado de su puesto de trabajo a cobrar de una de las productoras contratadas por Sanchis. Estas puertas giratorias entre las redacciones de los medios de comunicación de la Generalitat y las productoras privadas que hacen programas en TV3 se han convertido en habitual los últimos tiempos. El fichaje de estos periodistas contradice la razón con la que Sanchis justifica los contratos reiterados con productoras privadas cuando interviene en la Comisión de Control de la CCMA en el Parlament. El director de TV3 asegura que lo hace porque la redacción trabaja al límite de sus capacidades. Por lo que se ve, en cambio, sobran periodistas.

Estas productoras no sólo captan periodistas de Tv3 o Catalunya Ràdio sino que utilizan sus instalaciones y medios técnicos. 'La Manchester' se quedará para hacer su programa con parte de los equipos que utilizan los servicios de deportes de TV3, lo cual obligará a cambiar de plató y de horario al programa 'Esports Club'. Los periodistas de la sección de deportes han amenazado con ir a la huelga a raíz de esta decisión, que enviará 'Esports Club' a un horario de tarde en el que no podrá emitir imágenes e informaciones de los acontecimientos que se produzcan al atardecer y que son los que interesan al gran público.

Además, la CCMA paga a las productoras facturas extraordinarias aparte de las que figuran en el contrato que firma con ellas. Por ejemplo, 'Minoría Absoluta', de Toni Soler, cobró 1.608.168,88 euros por el encargo de 196 programas de 'Està passant' de la temporada 2018/19. Este contrato se firmó el 25 de julio del año pasado. El mismo día, la CCMA firmaba otro contrato con la empresa 'Poleshot SL' por valor de 75.400 euros por la "adjudicación de bienes y servicios de alquiler de grúa" para el programa 'Està passant'. Y dos semanas después firmaba otro con la empresa 'Fluge Barcelona SL' por valor de 94.940 euros por la "adjudicación de bienes y servicios de alquiler de pantallas de leds" para 'Està passant'. Un regalito añadido de 170.000 euros de dinero público.