Joan R Vallvé, redactor de la sección de deportes de TV3, ha colgado hoy dos mensajes en su perfil de twitter en los que critica el Libro de Estilo de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), que regula el comportamiento de los trabajadores de sus medios de comunicación. Vallvé considera que "ningún 'libro de estilo' puede restringir el derecho de expresión y opinión de los periodistas fuera del ámbito de su trabajo" y que "los libros de estilo son un bozal con el que se blindan los medios (y en el caso de los medios públicos, los políticos) para controlar al periodista. El libro de estilo obliga al periodista y lo incumplen sistemáticamente los jefes y responsables de los medios".

El Manual de uso del Libro de Estilo de la CCMA dice, exactamente, lo contrario de lo que manifiesta Vallvé en sus mensajes: "Los profesionales de la CCMA no pueden hacer manifestaciones publicas que comprometan la imparcialidad de nuestros medios". Además, especifica que "nuestros profesionales cumplen estas normas cuando participan en blogs, redes sociales y otras formas de divulgación de contenidos, tanto bajo el paraguas de nuestros dominios como en espacios ajenos o personales. También cuando expresan su opinión en artículos periodísticos, tertulias o entrevistas en otros medios, entre otros".

Vallvé, que lleva 33 años trabajando a la CCMA y que es responsable de la información deportiva en el canal 3/24, publicó, este martes, otro texto en twitter en el que afirmaba que "una parte muy importante del periodismo no osa manifestar sus opiniones políticas porque, si lo hace, se les echan encima. No se entiende que puedas informar con honestidad sin dejarte influir. Pero con la fuga del emérito muchos periodistas hoy se han dejado ir". EL TRIANGLE ha informado que una veintena de periodistas y comunicadores de TV3 y Catalunya Ràdio han vertido en las redes sociales –sobretodo en twitter e instagram- y también en artículos en los medios de comunicación críticas e insultos a Juan Carlos I y al presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y algunos de sus ministros socialistas por su posición en esta crisis política.

El director de TV3, Vicent Sanchis, que de momento no ha intervenido en esta polémica, recurrió al Libro de Estilo de la CCMA para defender su voluntad de censurar el documental 'El caso Rosell', que emitió recortado la televisión pública catalana el pasado 17 de mayo.