Este viernes los trabajadores de la Xarxa Audiovisual Local (XAL) han votado mayoritariamente a favor de convocar una huelga contra el consejero delegado de esta empresa audiovisual de la Diputación de Barcelona, Francesc Pena.

Después de la asamblea de trabajadores de la Xarxa, como también se conoce a esta entidad, el Comité de Empresa ha anunciado que trabajará en un calendario de movilizaciones para que lo puedan votar próximamente los trabajadores con la objetivo de concretar las fechas de la huelga.

Una vez finalizada la reunión de los trabajadores, Pena ha convocado de urgencia el Comité de Empresa con la intención de parar la huelga, y después de una reunión de más de cuatro horas ahora serán los representantes de los trabajadores quienes concreten los pasos a seguir.

El despido de una trabajadora que se negó a pasar a un departamento que no le correspondía por su preparación profesional ha sido la gota que ha colmado el vaso, y los trabajadores de la Xarxa han decidido actuar ahora contra Pena.

De hecho, este martes el Comité de Empresa y el Consejo Profesional de la Xarxa pidieron "la dimisión o destitución del Consejero Delegado de la XAL, Francesc Pena", argumentando que: "No queremos tolerar su desprecio profesional, laboral y personal hacia los trabajadores" que ha practicado desde el primer día en el cargo.

Francesc Pena ha tenido un mandato al frente de la XAL lleno de episodios polémicos cómo cuando despidió a quince trabajadores pocos meses después de llegar a la empresa al considerar que no eran bastante independentistas como denunciaron, en su momento, diputados de la oposición en la Diputación.

Otro de los casos polémicos de Pena ha sido el contrato que ha hecho a la mujer de Carles Puigdemont, Marcela Topor, por el cual cobra 6.000 euros mensuales por hacer un programa semanal de televisión en inglés de dudoso interés. Un sueldo extraordinariamente por encima de los del resto de profesionales de la empresa.

Últimamente también se ha publicado (mirar EL TRIANGLE núm. 1332) el listado de personas que formaron parte de CDC o afines a este partido político, y ahora próximas al PDECat, que han recibido contratos a dedo por parte del consejero delegado de la Xarxa, quién llegó a esta empresa en 2013 de la mano de quien era entonces el consejero de la Presidencia de la Generalitat y su amigo personal, Francesc Homs.