Los editores de revistas, prensa comarcal y local y digitales en Cataluña han hecho público en un comunicado donde afirman que temen que el sector no puedan soportar los efectos de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus si la Generalitat no interviene.

Las empresas editoras aseguran que la actual crisis sanitaria sin precedentes está afectando profundamente el sector de las empresas editoras de publicaciones periódicas de manera más contundente y rápida de lo que se podía prever.

El paro de la actividad de una parte importante de las imprentas, la decisión de Correos de no distribuir revistas, el cierre de los puntos de venta, bibliotecas y puntos de lectura dificulta precisamente la posibilidad de hacer llegar sus publicaciones a los lectores en un momento de fuerte demanda debido al confinamiento.

A consecuencia de esto, el sector denuncia que los ingresos por la venta de ejemplares y por publicidad han caído en picado, y pide que la Generalitat actúe y haga actuar al gobierno central para paliar estos efectos sobre el sector.

Las medidas que piden desde el sector de la prensa al gobierno de la Generalitat son:

- Que hagan efectivos los pagos de las subvenciones concedidas para el ejercicio 2019, buena parte todavía pendientes de pago.

- Que acelere también el pago de las campañas publicitarias insertadas el 2019 y que no se demoren más estos pagos retenidos.

- Que facilite la tramitación de cesiones de crédito a entidades que pueden ofrecer liquidez a los editores.

- Que ponga a disposición líneas de financiación de resolución rápida por parte de la ICF.

- Que estudie la posibilidad de comprar ejemplares para destinarlos a colectivos de interés y a las sedes de las administraciones siguiendo las directrices del Plan de Fomento de la Lectura 2020 aprobado por el Parlament y pendiente de aplicación.

- Que planifique campañas de publicidad de pago con criterios de discriminación positiva teniendo en cuenta la fragilidad de las estructuras de las publicaciones especializadas, de la prensa comarcal y local y los medios digitales y su menor capacidad para llegar a los grandes anunciantes.

- Que se plantee incrementar el presupuesto destinado a publicidad institucional en lo que queda del 2020 como vía sencilla y efectiva para salvar cabeceras.

- Que se tenga en cuenta todas estas medidas dado que estamos hablando de un sector con un papel estratégico en estos momentos para informar de forma verídica y contrastada a la vez que combate las falsedades denunciadas.

También piden al gobierno catalán que interceda con el gobierno central para que:

- Condone la cotización a la Seguridad Social de las empresas y autónomos hasta que no se retome la actividad con normalidad.

- Que se adopte la directiva de la UE para las publicaciones digitales: 4% IVA para publicaciones y contenidos digitales.

- Que las publicaciones en catalán se beneficien de las campañas de publicidad y comunicación institucional del Gobierno español a precio tarifa en papel y digital de acuerdo con la legalidad que obliga a tener especial cura y protección de las lenguas cooficiales. Las asociaciones nos ofrecemos para hacer llegar estas inserciones a todas las cabeceras.

- Que se cambie el criterio de Correos que ha decidido no enviar revistas y periódicos, obligando a una tirada mínimo, sin tener en cuenta el área de cobertura y que se incluya este servicio dentro del llamado Servicio Postal Universal porque se considere un servicio imprescindible y esencial.

La Federación de Asociaciones de Editores de Prensa, Revistas y Medios Digitales agrupa a las empresas editoras de prensa comarcal, revistas y digitales de Cataluña. El sector da trabajo a 1.500 familias y tiene una facturación conjunta anual de 42,1 millones de euros. A esta petición se han añadido la asociación de editores de revistas digitales APPEC, la asociación Prensa Comarcal y el Colegio de Periodistas de Cataluña.