Los Consejos Profesionales de Informativos de TV3 y de Catalunya Ràdio han difundido entre los trabajadores de los dos medios, este miércoles 16 de septiembre, un comunicado en el que les recuerdan que el Libro de Estilo de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) indica que "no pueden hacer manifestaciones públicas que comprometan la imparcialidad de nuestros medios".

Este comunicado llega después de que se hayan acentuado las quejas de los partidos de la oposición porque numerosos redactores de ambos medios vierten opiniones políticas en las redes sociales en las que critican la actuación y las declaraciones de personas y formaciones políticas no alineadas con el procesismo independentista. El propio presidente del Consejo Profesional de Informativos de TV3, Lluís Caelles, pasó apuros para responder las preguntas que le hizo sobre esta cuestión el presentador del programa Planta baixa, Ricard Ustrell, el dia anterior.

El comunicado de los dos consejos empieza diciendo que "para encarar la nueva temporada (...) hacemos un nuevo llamamiento al respecto de las indicaciones del Libro de Estilo sobre las expresiones públicas que puedan comprometer la imparcialidad de nuestros medios". A continuación detalla el artículo de este Libro de Estilo dedicado a "expresiones públicas de los profesionales de la CCMA", que dice que "en el ámbito público no pueden adoptar posiciones en relación con debates políticos y sociales cuando, por el trabajo que desarrollan, pueda quedar comprometida nuestra imparcialidad, emitir mensajes o comentarios ofensivos o despectivos, desacreditar a la CCMA o sus empresas y revelar información confidencial de la empresa". Y también precisa que "nuestros profesionales cumplen estas normas cuando participan en blogs, redes sociales y otras formas de divulgación de contenidos, tanto bajo el paraguas de nuestros dominios como en espacios ajenos o personales. También cuando expresan su opinión en artículos periodísticos, tertulias o entrevistas en otros medios".

Que no cumplen estas normas se ha puesto en evidencia desde hace meses. EL TRIANGLE ha informado que una veintena de redactores de TV3 y Catalunya Ràdio han publicado, en los últimos días, en las redes sociales, mensajes contra Juan Carlos I ,el gobierno español y algunos de sus ministros socialistas por sus actuaciones y opiniones a raíz del anuncio del rey emérito de que se iba a vivir fuera de España. La portavoz socialista en el Parlament, Eva Granados, le hizo llegar una copia del Libro de Estilo de la CCMA a Laura Rosel, directora de El matí de Catalunya Ràdio, en respuesta a un tuit suyo donde decía que Pedro Sánchez "nos toma por tontos".

Ustrell planteó a Caelles que los redactores de deportes de la CCMA emiten a menudo opiniones políticas en las redes sociales y el presidente del Comité Profesional de Informativos de TV3 no supo qué contestar. "No sé, no sé", se limitó a balbucear. Ustrell dijo que no quería dar nombres pero lo tenía fácil. Xavier Valls, redactor de Deportes de TV3, que ha moderado los dos grandes debates que se han hecho en este canal sobre la crisis en el Barça después de la última mala temporada, escribía en Twitter el día 15 en castellano "¿De qué sirve sacar a Franco del Valle de los Caídos o prohibir la Fundación Francisco Franco si mantienes a los franquistas en todas las estructuras del Estado?".

Unos días antes, Valls y otro periodista de Deportes de TV3, Joan R.Vallvé, retuiteaban un mensaje que calificaba de "babosa" al primer secretario del PSC, Miquel Iceta. Xevi Bardolet, de la misma sección, comentaba, el día 9, la aprobación de la Ley del Parlament que regula los alquileres de las viviendas escribiendo: "Esperando a los socialistas. Tic, tac, tic, tac. Por cierto, Joan Clos, otro socialista al servicio de los poderosos, criticando la medida en el periódico ARA".

En el comunicado de los dos consejos profesionales se dice, también, que "si la ciudadanía percibe a los periodistas como narradores sesgados, la percepción del sesgo se extiende al medio". Esta crisis coincide con el anuncio del nuevo director de la BBC, Tim Davies, de que prohibirá a sus periodistas que emitan opiniones partidistas en las redes sociales.

El Consejo Profesional de Informativos de TV3 recibió críticas porque se negó a calificar como censura la eliminación de dos fragmentos del documental El caso Rosell, emitido el pasado 17 de mayo, lo que comportó que el periodista que lo dirigió, Víctor Lavagnini, retirase su firma y el Comité de empresa de TV3 considerara "desafortunado" que "se eliminaran del programa hechos innegables".