Un jarabe por la tos, una lata de sprite, unos cubitos y unas chuches color lila. Una cosa tan sencilla y asequible se ha convertido en la nueva droga que está causando estragos entre la juventud de la ciudad. Se denomina purple drank, lean o sizzurp, y a pesar de que se conoce desde los años 90 en los Estados Unidos es ahora cuando se han dado los primeros casos de intoxicación en Barcelona. En concreto ha habido 80 casos en los dos últimos años, de un mal uso de la codeína, y a pesar de que no se puede hablar de una moda sí que es una escalada que puede derivar en un grave problema de salud pública. El purple drank es una manera barata y rápida, demasiado, de conseguir un colocón. En Instagram hay millones de entradas con el hastag #toseina que muestran como preparar y consumir el purple drank.

Asociada a la cultura del rap estadounidense llega a Barcelona de la mano del trap y ya se empiezan a ver los primeros casos de jóvenes enganchados a esta droga violeta. Cantantes como La ZowieKid KeoNene o Bad Bunny han hecho apología de su consumo, y en sus videos se muestra como se prepara o incluso se consume. Energy Control, una asociación dedicada a la reducción de los riesgos asociados al consumo de drogas recreativas, avisan que en los institutos de secundaria ya se empiezan a ver los primeros consumidores, y que entre las consultas en su web, por parte de profesores incluso alumnos, se pide consejo sobre sus efectos, un colocón muy rápido, potenciada por los efectos del cannabis y el alcohol y que puede llegar a provovar un coma o incluso un paro cardiaco.

Desde el Hospital Clínic, a pesar de que no lo consideran una crisis de salud como otras drogas, sí que piden prudencia y estar alerta, sobre todo en las farmacias, pedir siempre las recetas para conseguir estos jarabes y no venderlos a menores. En los Estados Unidos es ya un problema nacional, y ha experimentado un repunte hace unos cinco años, que está dejando una retahíla de muertes detrás. El caso más sonado es el del ex-prometido de la cantante Ariana Grande, el cantante de rap Mac Miller, muerto por una sobredosis y adicto al purple drank.

El principal ingrediente de este cóctel explosivo es la codeína, que se puede conseguir en cualquier farmacia en forma de jarabe por la tos o pastillas. En muchos casos no se precisa ninguna receta médica y si no, siempre se puede comprar por internet sin ninguna traba. Marcas como Romilar, Dolocatil, Toseína, Algidol, Cinfatos... son comunes en los botiquines de casa, mezclados con una gaseosa y unos caramelos son mortales.