Cataluña es la comunidad autónoma donde hay más cultivos de marihuana de todo España. El año pasado, se confiscaron un total de 5 toneladas, repartidas entre 124 plantaciones, que dejaron 400 detenidos. Todo parece indicar que la tendencia a plantar cannabis va en aumento, porque desde principios de año, los Mossos d'Esquadra ya han confiscado 8 toneladas, repartidas entre 128 plantaciones, con 700 detenidos.

La policía ha alertado que últimamente ha habido un cambio de modelo, a la hora de cultivar esta planta. Antes se plantaba mayoritariamente por el consumo propio, o para traficar a pequeña escala. Ahora, en cambio, cada vez hay organizaciones más estructuradas, y con una infraestructura más compleja, que buscan obtener grandes beneficios con la exportación de la droga al mercado europeo.


Girona es la provincia donde más operaciones policiales se han hecho y la demarcación donde se decomissa más marihuana por habitante de todo España. En este sentido, si se calcula el material confiscado con relación a la población de la provincia, tocan 3,10 gramos por habitante. De momento, en lo que llevamos de año, en este territorio ya se han encontrado más de 40 plantaciones.


Los Mossos d'Esquadra han detectado un cambio de modelo en el productor y en el traficante. La proximidad de esta provincia con la frontera francesa es uno de los factores por los cuales este territorio se ha convertido en uno de los principales productores españoles de marihuana. Cada vez aumentan las plantaciones, afirman los Mossos, pero también aumentan las detenciones.