El principal sindicato del campo catalán, Unió de Pagesos (UP), reclama que se prohíba la entrada de camiones con animales para reducir el riesgo de contagio de la peste porcina. El último brote, detectado en Eslovaquia, afecta a varios países europeos y UP argumenta que la prohibición es la mejor medida a adoptar para evitar que afecte al potente sector porcino catalán.

El coordinador general del sindicato, Joan Caball, alerta que muchos camiones que entran por la Jonquera no han sido desinfectados como exige la normativa de la Generalitat y remarca la necesidad de aplicar las limpiezas también en camiones vacíos que hayan transportado animales.

Asimismo, UP reclama que los agentes rurales hagan batidas para reducir a una cuarta parte la población de jabalíes, sobre todo en las comarcas de Girona, porque que aseguran que con la actividad de los cazadores no basta.

Protesta a la Ribera de Ebro
Por su parte, los afectados por uno de los hechos que ha agitado más al campesinado catalán últimamente, el incendio de la Ribera d'Ebre de este mes de junio, han cortado la carretera C-12 en Flix para exigir que se cuantifiquen las ayudas.

Si no llega el dinero, se incrementa el riesgo de despoblamiento rural, que a su vez puede ocasionar más incendios y la erosión de la tierra, según ha explicado Pere Roqué, presidente de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Lleida.

Este colectivo, que reclama menos ayudas y menos reuniones, puede retomar las protestas el próximo domingo si no obtiene una respuesta a su demanda durante la reunión que celebra este miércoles con el gobierno catalán.