Un joven de 22 años ha perdido un ojo durante las protestas de este lunes en el aeropuerto del Prat y está pendiente de intervención quirúrgica en el Hospital de Bellvitge. En concreto, según publica Betevé, ha sufrido el estallido del globo ocular, una lesión compatible con el impacto de un proyectil de goma o de foam, además de otras heridas. Además, otro hombre, de 30 años, ha sido operado después de sufrir un impacto similar en los testículos.

Los Mossos d'Esquadra, que no pueden disparar balas de goma desde la prohibición del Parlamento catalán a raíz del caso de Ester Quintana, dispararon proyectiles de foam en el aeropuerto durante las cargas de este lunes, mientras que la Policía Nacional ha admitido que disparó balas de goma.

El Servicio de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido a 131 personas durante las protestas organizadas como respuesta a la sentencia condenatoria dictada por el Tribunal Supremo contra doce dirigentes del proceso. 115 fueron atendidas en la Terminal 1 y 24 de elas fueron trasladados a hospitales. Fuentes policiales han cifrado los agentes heridos en nueve: seis de la Policía Nacional y tres de los Mossos.