El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha abandonado el Palau de la Generalitat después de la reunión de urgencia con el consejero Miquel Buch por los disturbios. Torra se ha desplazado hacia las Marchas por la Libertad, que han empezado este miércoles en Vic, Berga, Tàrrega, Girona y Tarragona y confluirán el viernes en Barcelona.

A las marchas también participan los consejeros Josep Bargalló, Meritxell Budó, Alba Vergés, Damià Calvet, Jordi Puigneró y Teresa Jordà.

Torra se ha negado a hablar sobre los disturbios que hubo este martes en varias ciudades de Cataluña. Ha sido en Caldes de Malavella, donde participaba, junto con el exlehendakari Ibarretxe, en una de las Marchas por la Libertad.

Torra no ha aceptado las preguntas sobre esta cuestión de los periodistas que cubrían su participación en una de las Marchas. El presidente se ha mostrado emocionado de ver tantas personas movilizadas: "Es fantástico ver el pueblo movilizado", ha dicho.

Por otro lado, desde Madrid el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha advertido el presidente Torra de su responsabilidad para parar los disturbios.