Decenas de personas convocadas por la Plataforma Paramos la Ley Aragonés ocupan desde las seis y media de la tarde de este miércoles la sede del Departamento de Trabajo en la calle Sepúlveda de Barcelona.

Los concentrados exigen que se pare el proyecto que impulsa el vicepresidente y consejero de Economía del Gobierno, que a parecer suyo potencia la externalización de servicios públicos.

Los manifestantes, entre ellos la diputada de la CUP al Parlamento Maria Sirvent, se han concentrado en el vestíbulo de la consejería, donde han expresado su intención de permanecer hasta que algún representante de la Generalitat se comprometa por escrito a "congelar" la ley de forma inmediata y negociar con las entidades sociales.

Desde Trabajo se ha informado que un representante del Departamento se encontrará con los concentrados para escuchar sus demandas.

"Basta de externalizacioness: basta de socializar los costes y privatizar los beneficios. Los servicios sociales no se tocan!", ha escrito en Twitter el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes, entidad adscrita a la plataforma.

La ocupación de hoy se suma a la convocatoria de manifestación que la plataforma ha organizado para el próximo domingo 17 a la plaza Sant Jaume de Barcelona.