Más de 200 personas han sido detenidas estos días durante las manifestaciones por la sentencia del proceso en todo Cataluña. De estas, hasta el momento más de 100 han pasado a disposición judicial.

De estos, a 30 personas se les ha decretado prisión provisional. Se trata de 26 hombres y 4 mujeres, uno de los cuales es menor de edad y se encuentra en el centro educativo El Segre. El resto están ingresados en los centros penitenciarios de jóvenes de la Roca (10), en el centro de mujeres de Barcelona (3), en Puig de las Basses (5), Brians 1 (4), Ponent (5) y Mas d'Enric (2). Uno de los detenidos tiene domicilio en los Estados Unidos y otro en Portugal.

Por otro lado, se han dejado en libertad 76 personas con medidas cautelares. A algunas les han prohibido participar y acercarse a manifestaciones o actos de protesta y a otros les han dictado orden de alejamiento a las subdelegaciones del Gobierno español.

Se les acusa de los cargos de desórdenes públicos, daños, atentado contra la autoridad, resistencia, desobediencia y lesiones. Se enfrentan a penas importantes, y de manera especial aquellos que participaron en el asalto al aeropuerto del Prat. En general, el artículo 557 del código penal, el que hace referencia a los "desórdenes públicos" contempla una pena de entre seis meses y tres años de prisión. Si quienes los protagonizan llevan armas o instrumentos que puedan hacer peligrar la vida otras personas, o si llevan la cara tapada, las penas de prisión se elevan entre uno y seis años.

Por otro lado, en este balance hay que añadir 582 personas heridas. De estas, continúan hospitalizadas diez personas. Entre estos heridos hay cuatro que han perdido la visión de un ojo durante las protestas. También hay un agente de la Policía Nacional en estado muy grave que se encuentra ingresado en la UCI del Sant Pau. En total han sido 289 los agentes heridos entre Mossos d'Esquadra, Policía Nacional y Guardia Urbana.